Objeto

Artículo tercero

La Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, en su art. 3 establece:

“Artículo tercero.

Uno. Los actos y disposiciones de la Administración Pública adoptados durante la vigencia de los estados de alarma, excepción y sitio serán impugnables en vía jurisdiccional de conformidad con lo dispuesto en las leyes.

Dos. Quienes como consecuencia de la aplicación de los actos y disposiciones adoptadas durante la vigencia de estos estados sufran, de forma directa, o en su persona, derechos o bienes, daños o perjuicios por actos que no les sean imputables, tendrán derecho a ser indemnizados de acuerdo con lo dispuesto en las leyes.”

Un halo de esperanza para la industria y el comercio, pues aquellos a los que se les niega o restringe la posibilidad de ejercer la actividad deberían ser indemnizados, tal como lo prevén nuestras leyes.

Tenemos derecho a reclamar EL LUCRO CESANTE (ganancias dejadas de obtener), el DAÑO EMERGENTE (valor de la pérdida que haya sufrido) y los DAÑOS MORALES, si los hubiere.

Es importante cuantificar el daño, y para ello, nos basamos en los resultados de los últimos 3 años, comparándolo con el resultado del ejercicio 2020, calculando las ganancias que hayan dejado de obtener.

En cada caso, de forma individualizada, será preciso analizar cuáles han sido los daños y perjuicios sufridos y poder determinar la viabilidad de la reclamación.

El proceso se inicia con una reclamación previa de responsabilidad patrimonial, individual, contra el Estado, pues es el competente para decretar el Estado de Alarma, y/o en su caso, contra la Comunidad Autónoma correspondiente. Habrá matices diferentes en función de cada una de las CC. AA., pues las medidas adoptadas tanto en la desescalada como posteriormente al primer estado de alarma han sido distintas.

Esta reclamación puede o no ser estimada. La falta de respuesta, silencio administrativo, significa la desestimación de la reclamación.

Ante la desestimación se abre una nueva fase del procedimiento, mediante la presentación de una Demanda Contencioso-Administrativa ante el tribunal competente, donde se acumularían (unirían) todas la reclamaciones similares, CON EL FIN UNIR FUERZAS Y AMINORAR COSTES.

A tu disposición

Estamos a tu disposición para cualquier duda o aclaración.

Llámanos

961 108 080

Formulario de contacto